Creación de Patrimonio

Creación de patrimonio financiero personal

No nos engañemos, para lograr tus metas financieras necesitarás dinero. Así que lo primero que tenemos que hacer es acumularlo.

La creación de patrimonio se centrará en definir la forma de ahorrar, y en qué tipo de inversión hacerlo para que nuestros ahorros vayan creciendo de acuerdo a nuestras necesidades.

En general, la creación de patrimonio se incluye en la planificación financiera, y siempre se trabaja en tres plazos:

- Corto plazo: es el patrimonio que podemos necesitar en una ventana de cero a tres años. Esta parte de nuestro ahorro debe ser muy líquido y estar en inversiones de poco o cero riesgo pues debe estar disponible de inmediato sin sufrir penalizaciones por disponer de él.

- Medio plazo: en un plazo de 4-10 años, esta parte puede estar ya en inversiones con un cierto nivel de riesgo con la intención de sacar de ellas una mejor rentabilidad y nuestro patrimonio crezca progresivamente.

- Largo plazo: más de 10 años, aquí podemos ir un poco más allá en el factor rentabilidad/riesgo, en liquidez y fiscalidad. Estos activos no necesitan estar disponibles de inmediato si los ahorros de corto y medio plazo están bien definidos.

Con un plan trazado para alcanzar los objetivos mediante un proceso de ahorro e inversión. Se colocarán los objetivos en cada plazo y se definirá el tipo de inversión más conveniente para el perfil del cliente y meta.

Para definir la creación de patrimonio en cada plazo siempre se tendrá en cuenta el perfil de inversor del cliente, la liquidez y la forma en la que se pretende hacer crecer el patrimonio: mediante aportaciones periódicas (por ejemplo 100€/mes), o bien destinando una cantidad de inicio con la intención que crezca por la rentabilidad obtenida en la inversión).

La segunda misión más importante es proteger y preservar nuestro patrimonio y planificación. Para ello, es indispensable revestirlo con la protección de nuestros bienes y patrimonio líquido ya acumulado. Necesitamos una armadura.

Toda planificación requerirá una parte de protección del patrimonio existente: Seguros de hogar que protejan nuestros inmuebles, seguros de alquiler que nos protejan de un mal pagador, en función de nuestra profesión o entorno familiar seguros de responsabilidad civil, etc….

Pero también debemos proteger nuestra planificación financiera para estar seguros que alcanzaremos nuestras metas en caso de contratiempos: Seguros de incapacidad temporal para cubrir nuestros ingresos y que podamos seguir ahorrando, seguros de vida, etc…

Los seguros deben tener un sentido, y completar una planificación financiera. En ocasiones se contratan seguros que no aportan nada, y por el contrario se desestiman otros que sí serán cruciales para nuestro plan.

Ni todos necesitamos seguros, ni todos los seguros son necesarios.

Con la planificación financiera se revisarán tus seguros, y de ser necesarios se reorganizaran para que no sean un gasto innecesario, sino algo que ayude a completar tu plan.

Hitos alcanzados

257

Personas asesoradas


Más de 250 personas como tú ya se han beneficiado de nuestro asesoramiento financiero personal para la creación y protección de su patrimonio.

"A veces es mejor dedicar una hora a reflexionar sobre su dinero en vez de trabajar durante una semana para conseguirlo."

André Kostolany

¿Te interesaría hacer crecer tu patrimonio personal?

Te asesoramos sin coste y sin compromiso

CONTÁCTANOS
//]]>